Guia de Alemania
×
Ruta del ameno valle del Tauber

Ruta del ameno valle del Tauber

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Ruta del ameno valle del Tauber en Alemania

La ruta del ameno valle del Tauber es un recorrido ideal para los amantes del ciclismo y el patinaje en Alemania, que se extiende por 100 kilómetros perfectamente señalizados. Los recorridos en bicicleta por los increíbles paisajes son verdaderamente fascinantes y no es lo único que ofrece esta ruta, donde el buen vino, la cultura y el arte nunca faltan. La ruta abarca desde Rothenburg ob der Tauber hasta Wertheim del Meno, donde los viajeros pueden desplazarse libremente en bicicleta sin preocuparse del tráfico y al carecer de elevaciones es ideal además para niños y familias.

Para una mejor orientación pueden recurrir al sistema GPS, que que la ruta ya se encuentra registrada en ellos. El tour incluye pintorescos puentes de piedra que atraviesan el río Tauber y hasta se pueden recorrer los jardines del palacio Weikersheim. El caso antiguo de las ciudades de Bad Mergentheim y Tauberbischofsheim, invitan a un paseo, al igual la ciudad medieval de Rothenburg.

Dos de las principales atracciones de la zona son el Museo Condal de Wertheim y el monasterio en la ciudad de Bronnbach. Es imperdible la visita a las ruinas del castillo Neuhaus, en cercanías de Igersheim y porque no a la Catedral de Franconia en Boxberg-Wölchingen. La Orden Teutónica muestra todo su esplendor en Bad Mergentheim , a través de los numerosos monumentos y museos en tanto que no deja de asombrar a los visitantes, el altar “Riemenschneider” erigido en la iglesia de Dios Nuestro Señor en Creglingen.

Franconia exhibe gran cantidad de palacios y castillos de la época del Renacimiento en sus numerosos pueblos y ciudades, cada uno de los cuales encierra algo de historia y mucho de leyenda. La ruta del “ameno valle del Tauber” está conformada por 160 kms. de la ruta de los deportes y 100 kms. de ruta clásica, además de los 250 kilómetros de rutas especiales (los sacros monumentos conmemorativos).

La zona se rige por un solo lema: “Todo gira en torno a la bicicleta” y anualmente, durante el mes de agosto, existe un domingo en el cual no hay tráfico y todo el terreno es ocupado por ciclistas y patinadores. El valle del Tauber es además una riquísima zona vitivinícola y sus residentes son muy agradables y hospitalarios, especialmente en los restaurantes que se sitúan a los lados del camino durante el trayecto, donde se pueden degustar excelentes platos típicos. Un recorrido fascinante que invita a disfrutar sus riquezas en todos los ámbitos.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*