Guia de Alemania
×

Palacio de Sanssouci

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Sanssouci es el nombre de un conjunto de edificios y jardines, entre los cuales se encuentra el palacio de verano de Federico II el Grande, quien fuera rey de Prusia. El castillo principal que recibe el nombre de este complejo, es de estilo Rococó, uno de los preferidos no solo por Federico II, sino por varios reyes de la antigua Prusia.

Historia

Palacio de Sanssouci  fuente

Palacio de Sanssouci fuente

El palacio fue construido entre los años 1745 y 1747. El nombre del lugar quiere decir “Sin preocupaciones”, en relación al uso para fines de relajo para el cual era usado. Se dice que el rey estuvo muy involucrado en el diseño y la decoración del lugar, por eso, muchos han dicho que el Palacio tiene un estilo Rococó federiciano. Tras la muerte del rey, el lugar estuvo desocupado cerca de 50 años, hasta la llegada de su sobrino, y también rey de Prusia, Federico IV, el cual convirtió el palacio en la residencia oficial. Durante el tiempo que la residencia fue habitada por Federico IV, el mobiliario se mantuvo tal y cómo le dejó el predecesor. El lugar se convirtió no solo en un ambiente para el relajo, sino que también servía como sitio de debate de ideas filosóficas, artísticas y musicales.

Actualidad

Tras la Primera Guerra Mundial, el palacio quedó deshabitado y recién, luego del fin de la Segunda Guerra, empezó a utilizarse como sitio turístico por parte de Alemania del Este. Así, se abre definitivamente para el público. En el año 1990 el lugar es declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El mismo año, los restos de Federico II son llevados al lugar para que reposen en una sala especial que se habilitó. Aproximadamente recibe la visita de dos millones de personas al año.

1 comentario

  1. Hugo Amiri

    26/08/2018 at 22:54

    Quisiera recibir informacion turistica de Ciudades y lugares para visitar en Alemania. Conozco
    Berlin y algunos de sus Museos y el Palacio legislativo. Gracias

    Hugo Amiri

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*